¿CÓMO DISEÑAR UNA COCINA CÓMODA?

La cocina es una de las estancias primordiales de cualquier hogar. En ella pasamos muchas horas ya no solo cocinando, sino también charlando con amigos y familiares cada vez que vienen invitados a casa.

Por eso es fundamental diseñar una cocina cómoda y funcional que se adapte al espacio y tenga todo lo necesario para satisfacer nuestras necesidades.

LA DISTRIBUCIÓN DEL ESPACIO DE LA COCINA

Para poder diseñar una cocina cómoda, es fundamental estudiar el espacio y la distribución para poder organizarlo lo mejor posible y tener en cuenta dónde queremos colocar los muebles y electrodomésticos.

Hay que organizar y distribuir el espacio pensando siempre en que la cocina nos debe permitir llevar a cabo todas las tareas: cocina, comer, reunirnos con la familia y amigos, almacenar utensilios, etc.

CONTAR CON ESPACIO DE ALMACENAMIENTO ES FUNDAMENTAL PARA UNA COCINA CÓMODA

El protagonista estrella cuando hablamos de cocinas que no son funcionales, es la falta de espacio de almacenamiento. A medida que ha ido pasando el tiempo, la estética y el concepto de comodidad han ido cambiando. Es por ello por lo que ahora ya no se llevan las cocinas de nuestras abuelas, sino que se apuesta por algo más moderno.

Aquí es donde entra en juego el uso de un diseño de cocina cómoda sin tiradores. Esto proporcionará amplitud y diafanidad a la estancia. Dará la sensación de ser un continuo en el que los muebles quedan mejor distribuidos. Además, otra gran ventaja de un diseño sin tiradores es que no tendremos que preocuparnos de que el tirador se caiga.

UN ESPACIO LUMINOSO Y BIEN ILUMINADO

Más allá de una buena distribución y buen espacio de almacenamiento para poder conseguir una cocina cómoda, también es fundamental contar con una buena iluminación. Muchas veces las cocinas no están en puntos de la casa en los que entre mucha luz, por eso es primordial hacer uso de una buena iluminación (ya sea luz natural o bombillas).

La iluminación permite desplazarse por toda la cocina viendo correctamente los alimentos e ingredientes. La opción idónea para conseguir una cocina cómoda son los focos, ya que ofrecen una luz más potente que no genera  sombras. Este tipo de luces son idóneas para instalarse como parte de la iluminación para la encimera.

Las luces colgantes es mejor reservarlas para aquellos espacios muy grandes. Son el complemento ideal para una isla de cocina, pero en aquellas que son pequeñas y sin mucho espacio, lejos de conseguir una cocina cómoda, harán que la cocina se vea mucho más pequeña y abarrotada.

MATERIALES RESISTENTES Y FÁCILES DE LIMPIAR

Otro aspecto fundamental a la hora de diseñar una cocina cómoda es saber qué tipo de materiales queremos. Esto ha de hacerse lo último, una vez tengamos clara la distribución y qué tipo de muebles vamos a usar para nuestra cocina funcional.

Ahora bien, cuando hablamos de materiales de cocina, es importante que para que sea un espacio cómodo, estos materiales han de ser resistentes y fáciles de limpiar. En la cocina estamos cocinando constantemente por lo que las manchas, la humedad, los golpes y el calor son muy recurrentes. Para garantizar la comodidad y funcionalidad de la cocina todos los materiales deben ser resistentes y duraderos.

Si hablamos del acabado de los muebles de la cocina estos pueden ser lacados, laminados, polilaminados, de madera maciza, acero inoxidable o madera rechapada. Por el contrario, para la encimera, los materiales más cómodos serán el granito natural, el mármol, el cuarzo, la madera rechapada, madera maciza, el acero inoxidable y la porcelana.

UNA REFORMA PARA CONSEGUIR TU COCINA CÓMODA Y FUNCIONAL

Disponer de una cocina cómoda en la que podamos estar a gusto mientras cocinamos o charlamos con nuestros invitados es primordial. Siguiendo estos pequeños consejos que te hemos dado podrás conseguir la cocina de tus sueños sin renunciar a la comodidad.  En EIROA somos especialistas en cocinas. ¡¡Te esperamos!!